Santiago Borja. Suprasensitive

Santiago Borja muestra su experiencia corporal más humana y espiritual en el Pabellón Mies van der Rohe  de Barcelona.

La Fundación Mies van der Rohe, en colaboración con la Graham Foundation de Chicago, la Fundación Han Nefkens, la Fundación Banco Sabadell, la Secretaría de Relaciones Exteriores de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) de México y el Consulado de México en Barcelona, presenta la nueva intervención del artista mexicano Santiago Borja “Suprasensible: un proyecto sobre cuerpos astrales y planos invisibles”. Este proyecto relaciona el mundo de las artes visuales con la arquitectura, el esoterismo con las formas geométricas, la abstracción y el color, mediante el apoyo de vídeos, fotografías y piezas escultóricas. Entre estas últimas destaca la pieza textil que ha diseñado Santiago Borja para cubrir el pabellón interior. Borja consigue hacer una lectura de la arquitectura desde un punto de vista antropológico para especular y buscar dar vida a objetos inanimados.

El proyecto se podrá ver del 1 de julio al 15 de agosto de 2015.

El 22 de julio se celebrará la conferencia con la presencia del Dr. Spyros Papapetros, profesor de Historia y Teoría en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Princeton de Estados Unidos, quien hablará sobre animismo y arquitectura vinculadas a la obra de Mies van der Rohe.

La intervención “Suprasensible: un proyecto sobre cuerpos astrales y planos invisibles” que presenta Santiago Borja en el Pabellón Mies van der Rohe, deriva de la investigación que ha estado desarrollando en los últimos años en torno a los referentes históricos del inicio del Movimiento Moderno y la influencia que sobre él tuvieron algunas prácticas esotéricas europeas de principios del siglo XX. Para Borja resulta evidente que el desarrollo de la arquitectura moderna y el lenguaje utilizado en su interpretación y teorización conservan rastros de estas influencias, sobretodo cuando se revisan a fondo las vertientes imperantes de análisis, en particular la fenomenológica. Valiéndose de las artes visuales, el artista, apuesta por relacionar la arquitectura y el esoterismo como muestra de que lo moderno viene más de una inspiración mística y espiritual que no de la idea inculcada de la racionalidad. El artista ubica el origen de estas distintas prácticas esotéricas que buscaban dar otro sentido a la vida, en una reacción natural al nacimiento de la industrialización y mecanización a finales del S.XIX. El resurgimiento de estas mismas prácticas en la actualidad podrían responder quizás a las mismas condicionantes que la vida moderna nos impone.

Santiago Borja propone reinstaurar esa presencia generadora en la arquitectura a través del trabajo de un grupo de ejecutantes esotéricos que practican la euritmia: una experiencia corporal que busca un acercamiento holístico al espacio, mediante una serie de movimientos codificados y en la que el macrocosmos y el microcosmos se entrelazan. Rudolf Steiner y María Sivers desarrollaron la euritmia a principios del siglo XX al considerar que la cancelación del cuerpo expresivo muestra el movimiento intrínseco del “yo” en el cosmos. La etimología de esta especie de gimnasia espiritual se relaciona con las “proporciones armónicas” y desde sus inicios estuvo vinculada a la arquitectura. La euritmia, en contraste con la danza o el teatro, consiste en la ejecución de una serie de movimientos enfocados hacia un cuerpo que percibe y no hacia uno que se expresa, en este sentido, no pretende transmitir emociones, pensamientos o un control técnicamente armonioso del cuerpo. No es movimiento que responda a una partitura musical o a la interpretación de algún contenido narrativo. La euritmia, en sus propios términos, abre un mundo que no es visible normalmente y que puede derivar en experiencias límite entre el mundo físico y el mundo espiritual.

El pabellón representa un ejemplo paradigmático de lo que el artista ha llamado arquitectura tautológica– una arquitectura construida para mostrarse únicamente a sí misma, sin un propósito, función o uso claro. En este sentido, es el canon del movimiento moderno en su máxima expresión, es decir, una arquitectura no representacional, abstracta, donde el aspecto tautológico toca el místico y como bien lo señala Paul Rudolph, el edificio donde podemos percibir al Mies más humano y espiritual.

 

Santiago Borja

15.06.30NefkensSantiagoBorjaMies088

Santiago Borja, (ciudad de México, 1970) licenciado en arquitectura por la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México, realizó una maestría en Teoría y Práctica del Arte Contemporáneo y nuevos medios en la Universidad de Paris 8, en Francia. También ha participado en diversos programas académicos tanto en Central St. Martins en Londres como en el Centro Nacional de las Artes en México.

Actualmente, su trabajo se desarrolla a partir de la intersección entre arte, arquitectura y antropología. Entre sus proyectos más emblemáticos están Sitio para la Villa Savoye de Le Corbusier en Poissy, Francia, Fort Da / Sampler en la Neutra-VDL House en Los Ángeles; In the Shadow of the Sun en el IMMA de Dublín; Diván en el Freud Museum London; Décalage en el Museo Experimental el Eco en México D.F.; Halo en el Pavillon Le Corbusier, CIUP Paris. Actualmente prepara los proyectos Thought-Forms para la Sonneveld House en Rotterdam, su participación en la Bienal De Arquitectura de Chicago 2015 y una intervención en la Fundación Frank Lloyd Wright, Taliesin West en Arizona. Entre otros reconocimientos, ha sido beneficiado con el apoyo de diversas Instituciones como la Fundación / Colección Jumex, La Graham Foundation de Chicago y la Fundación Marcelino Botín de Santander, España. Actualmente es miembro de la SNCA-FONCA.

 

Conferencia 22 julio 2015: CASAS MALICIOSAS: Animismo y animosidad desde Mies a Murnau de Spyros Papapetros

Desde el Berlín de Mies a la Viena modernista de Freud y las sociedades primitivas descritas en Tótem y Tabú, la presuposición básica que los inicios del siglo XX nos han legado es que vivimos en un mundo externo hostil; que cualquier relación de los sujetos humanos con los objetos externos – incluidos los edificios – se pueden expresar predominantemente en términos de dominio o destrucción (que al fin y al cabo son complementarios). Por un lado se revela el juego de reflejos de la luz del proyecto de la torre de vidrio de Mies de 1922, y a la vez se expande el horror oscuro del vacío en la película de Murnau Nosferatu: una sinfonía del horror de este mismo año. El principal argumento que presentaré en esta conferencia es que los vampiros y los espíritus animistas inventados por el inconsciente literario y cinematográfico del expresionismo marcaron el nacimiento de la arquitectura moderna mediante el presagio de una imagen de una Gestaltung fantasmagórica.

Spyros Papapetros es profesor asociado de historia y teoría en la Escuela de Arquitectura y miembro del comité ejecutivo del Programa de Estudios Culturales Europeos y del Programa de Media y Modernidad de la Universidad de Princeton. Estudia las intersecciones entre el arte, la arquitectura, el psicoanálisis y la estética psicológica. Es autor del libro On the Animation of the Inorganic: Art, Architecture, and the Extension of Life (University of Chicago Press, 2012), coeditor (con Julian Rose) de Retracing the Expanded Field: Encounters between Art and Architecture (The MIT Press, 2014), y editor de Space as Membrane: Siegfried Ebeling (Architectural Association Publications, 2010).

Fecha

1 Julio > 15 August 2015

Lugar

Mies van der Rohe Pavilion, Barcelona

Veure mapa